Google+ Taller de Escritura Creativa de Sevilla: Piedras rodantes, Arroyito Ferdinand

Piedras rodantes, Arroyito Ferdinand

Mirar a través de las lágrimas
empujar al cometa fuera de su órbita
crear pensamientos en círculos y aprender en privado
Tal es la picadura que como sal persevera,
cegando a las viejas matemáticas,
rugiendo una repetición de espejos contra la hoja en blanco.
En una carrera contra las respuestas doy patadas frenético
Castigo con mi silencio a los rayos que danzan sin pruebas
La claridad recelosa señala a las estrellas como culpables
Una risa de fotones atraviesa como polen
un océano de distancia
y se escuda bajo de mi sombrero de paja
Los ojos inteligentes de la imaginación hacen que el misterio
del rey hueco encoja: un pájaro estático que me hace sudar,
bajo la corona de espinas, sobre mi calva.
En las manos corre el agua y en el centro de la arena
semillas hermafroditas se embalsaman,
se hunden como plomo en una tumba de ojos y uñas
Y en el culo de la tierra, el tiempo, lento, no se compadece de mí.
Llamado por voces lejanas me transporto,
con un ánimo de basura, contra la gravedad,
Salto al vacío y mis pies rígidos se hielan,
muestran la belleza de la escarcha transparente,
de las escamas de la culpa,
de la retórica binaria
de la fruta amarga.
Entre muebles antiguos los espejismos se dan por supuestos
y el aburrimiento llega a hacer bailar
al rinoceronte alrededor del hipopótamo,
al error alrededor de la soledad
al Rey alrededor de la inmensidad.
Las músicas de los violines
son onomatopeyas que, como agujas,
hacen retumbar los huesos
en un espacio
en que el insomnio no aleja al tiempo.
© Arroyito Ferdinand.